Una correcta implementación del Balanced Scorecard aumenta de manera significativa las chances de que su empresa alcance sus objetivos estratégicos. Y es que la gran mayoría de los fracasos en la gestión empresarial tienen su explicación en una mala implementación de los planes definidos.

Las buenas ideas no son suficientes para alcanzar el éxito empresarial. Los mercados no se ganan solo con buenas ideas, sino con implementaciones efectivas. Entonces, ¿cómo lograrlo?

El aporte de una buena implementación del Balanced Scorecard

¿Tiene su organización una estrategia simple que transmita una propuesta de valor única al mercado? ¿Conocen todos los miembros de su organización el modo en que sus tareas cotidianas contribuyen a esa estrategia única y diferenciadora? ¿Realiza reuniones periódicas de seguimiento para conocer cómo se está implementando la estrategia en su organización? ¿Su organización tiene realmente la capacidad de ejecutar una estrategia ganadora?

Estas son solo algunas de las preguntas que el líder se plantea para comprobar si realmente él, su equipo y el resto de la organización, tienen la capacidad de lograr que las cosas sucedan. Pero esto no es tarea sencilla y, como veremos, una correcta implementación del Balanced Scorecard contribuye a la hora de bajar a tierra las estrategias empresariales.

Efectivamente, un estudio de la revista Fortune reveló, recientemente, que nueve de cada diez empresas fallan a la hora de implementar su estrategia. Planes de negocios brillantes –y quizá revolucionarios– terminan en fracasos por problemas de implementación.

La implementación del Balanced Scorecard y los planes de negocios

Hacer realidad los planes de negocios es tan importante como tener una excelente estrategia. Y para que los planes se concreten, las organizaciones deben desarrollar una nueva competencia entre sus líderes y colaboradores: la ejecución.

En este marco, los doctores de Harvard Robert Kaplan y David Norton crearon un modelo de gestión para ayudar a las organizaciones a implementar con éxito sus estrategias. El resultado fue la creación del ya célebre Balanced Scorecard (o Cuadro de Mando Integral), implementado por organizaciones de primera línea en todo el mundo.

El principal objetivo de la implementación del Balanced Scorecard es lograr una ejecución exitosa de la estrategia. Esto implica un importante proceso de cambio en muchas empresas. Entre otras cuestiones, el Balanced Scorecard plantea:

1) Pasar de un proceso de planeamiento estratégico anual a uno continuo de gestión de la estrategia:

La organización debe revisar la estrategia tres o cuatro veces al año y, en caso de que sea necesario, tomar decisiones para ajustar el rumbo. En un mundo tan dinámico, la planificación estratégica anual es más un ritual de interminables Power Points que una herramienta de gestión empresarial.

2) Olvidarse del presupuesto como principal herramienta de gestión:

El presupuesto debe estar vinculado a la estrategia, y no al revés. No podemos tomar decisiones estratégicas una vez definido el presupuesto. Por el contrario, debemos utilizar el presupuesto para canalizar correctamente los recursos financieros que se invertirán en la implementación de la estrategia de éxito.

Además, puesto que la estrategia debe ser un proceso continuo, el proceso presupuestario también debería serlo. Por eso, muchas organizaciones están implementando el concepto de rolling forecast, logrando que el presupuesto se alinee a la estrategia según los cambios que vayan ocurriendo a lo largo del año. Es allí donde una correcta implementación del Balanced Scorecard juego un rol clave.

3) Movilizar a la organización para que el cambio ocurra:

El Balanced Scorecard plantea que la estrategia debe ser comunicada a todas las personas. Todos los miembros deben tener sus objetivos de contribución e incentivos alineados con la estrategia de la organización.

Ahora bien, ¿de qué manera puede ayudar la implementación del Balanced Scorecard en el proceso?

En primer lugar, el Balanced Scorecard traduce los principales lineamientos estratégicos de la empresa en acciones operativas y concretas.

El “Mapa Estratégico” es una herramienta que describe los objetivos de mediano y largo plazos de manera tan clara y sencilla que pueda servir para la comunicación a empleados, clientes, proveedores y accionistas.

La implementación del Balanced Scorecard y el Mapa Estratégico

Una vez definida la estrategia en el Mapa Estratégico, el Balanced Scorecard propone definir una serie de indicadores, metas y proyectos que la organización deberá llevar a cabo para alcanzar los objetivos de mediano y largo plazos.

Así, la implementación del Balanced Scorecard no solo traduce la estrategia de la organización en objetivos operacionales, sino que, además, permite a los equipos ejecutivos clarificar y hacer foco en aquellos proyectos que deben implementar para garantizar la ejecución de la estrategia.

En definitiva, el Balanced Scorecard ha revolucionado la forma de gestionar las organizaciones. Hoy ya no resulta justificable no tener una cultura de medición, o una cultura de gestión de proyectos, para no contar con un modelo de gestión estratégico en la organización.

En América Latina muchas organizaciones –con o sin fines de lucro– ya se están gestionando con el Balanced Scorecard. Los principales objetivos que buscan al implementar el modelo son foco y alineamiento. Pero lo más importante es que buscan contar con un proceso de revisión de la estrategia ágil y dinámico, con un horizonte a tres años, que les permita responder rápidamente a los cambios externos, la competencia y –sobre todo– las variables económicas y políticas reinantes.

Ya decía Peter Drucker: “Por una buena idea te pagaría cinco centavos, por una buena implementación te pagaría una fortuna”.

El Balanced Scorecard no es simplemente un proyecto de Indicadores, sino un proceso de cambio. La estrategia significa cambio. El Balanced Scorecard es un modelo de gestión estratégico que permite a una organización focalizar y alinear a todos sus niveles en la implementación de la estrategia y lograr realmente que las cosas sucedan.

Comparte este artículo

Si te pareció útil, compártelo con tu red de contactos.

Sixtina fue fundada en 2005 como resultado de una sencilla observacion: las empresas cambiaron su forma de gestión, pasando a ser operadas por equipos colaborativos, con creciente uso de tecnología y amplia competencia potenciada por la globalización. Pero las empresas hispanoparlantes no se adaptaron a los cambios.

Al notar este desfase, Marcelo French y el equipo de Sixtina crearon la vision de Medir para Mejorar, y desarrollaron la Plataforma de Gestión Integral (PGI) para respaldarla. Gracias a nuestro conjunto de aplicaciones integradas, potentes y fáciles de usar, las empresas hispanoparlantes tuvieron la oportunidad de acortar la brecha de productivdad con herramientas como:

  • Cuadro de Mando Integral (Balanced Scorecard)
  • Modelos de Costos Basados en Actividades (ABCosting)
  • Business Analytics
  • Gestión de Procesos
  • Mapas Estratégicos
  • Control de Proyectos

Así, ofrecemos a nuestros Clientes un nuevo concepto de gestión, con información relevante, útil, integrada, online y personalizada. Después de todo, Sixtina se propuso ayudar a la modernización de las empresas hispanoparlantes, y que el mundo fuera más atractivo, generando una transformación empresarial tras otra.

Eso es lo que hacemos todos los días.

Sixtina fue fundada en 2005 como resultado de una sencilla observacion: las empresas cambiaron su forma de gestión, pasando a ser operadas por equipos colaborativos, con creciente uso de tecnología y amplia competencia potenciada por la globalización. Pero las empresas hispanoparlantes no se adaptaron a los cambios.

Al notar este desfase, Marcelo French y el equipo de Sixtina crearon la vision de Medir para Mejorar, y desarrollaron la Plataforma de Gestión Integral (PGI) para respaldarla. Gracias a nuestro conjunto de aplicaciones integradas, potentes y fáciles de usar, las empresas hispanoparlantes tuvieron la oportunidad de acortar la brecha de productivdad con herramientas como:

  • Cuadro de Mando Integral (Balanced Scorecard)
  • Modelos de Costos Basados en Actividades (ABCosting)
  • Business Analytics
  • Gestión de Procesos
  • Mapas Estratégicos
  • Control de Proyectos

Así, ofrecemos a nuestros Clientes un nuevo concepto de gestión, con información relevante, útil, integrada, online y personalizada. Después de todo, Sixtina se propuso ayudar a la modernización de las empresas hispanoparlantes, y que el mundo fuera más atractivo, generando una transformación empresarial tras otra.

Eso es lo que hacemos todos los días.

100% ONLINE
Planeamiento Estratégico y Balanced Scorecard
OCTUBRE
24
MÁS INFO
100% ONLINE
Planeamiento Estratégico y Balanced Scorecard
OCTUBRE
24
MÁS INFO