Dirigir una empresa exitosa requiere, por supuesto, talentos, capacidades y conocimientos especiales. Pero, sin duda, los crecientes desafíos del actual entorno de negocios hacen imposible hacerlo, además, prescindiendo de diferentes sistemas de gestión empresarial.

Genéricamente hablando, los sistemas de gestión empresarial son herramientas de software que les permiten a las organizaciones empresariales (a sus diferentes niveles gerenciales) contar con información útil y confiable para planificar, organizar, dirigir y controlar las diversas etapas de los procesos productivos, operacionales, comerciales, etc.

La creciente complejidad de los negocios y de las organizaciones empresariales va conformando verdaderas cadenas de valor que abarcan a conglomerados organizacionales (proveedores, socios estratégicos, redes de comercialización, clientes, etc.). En escenarios de este tipo, la unificación y entrelazamiento de los múltiples sistemas de gestión empresarial se convierte en un ítem estratégico crucial.

Imagen gestión empresarial

Hacia adentro de una empresa ya no es una opción que cada área o departamento se maneje con sus propias herramientas, con formatos y estándares diferentes. Y, en cualquier caso, contar con sistemas que permitan traducir información necesaria proveniente de fuentes diversas y convertirla a un lenguaje común, que permita que sea compartida por todos, es un requisito insoslayable a la hora de seleccionar y contratar cualquier sistema de gestión empresarial o aplicaciones para la gestión de proyectos específicos.

Sobre todo, considerando –como acabamos de mencionar– la necesidad de integrar los sistemas propios de cada empresa con los de sus respectivas cadenas de valor (internas tanto como externas).

Si alguien preguntara ingenuamente por qué debería su empresa contar con un buen sistema de gestión empresarial (o un conjunto de herramientas que cumplan con todas las funcionalidades requeridas), diremos que:

Un Sistema de Gestión Empresarial hace posible y facilita una Planificación Estratégica que tenga alguna chance real de traducirse en una implementación exitosa.

En términos un poco más explícitos, el manejo de la información debe fluir a lo largo y ancho de la empresa para su funcionamiento armónico y sistémico. Y se requieren herramientas que permitan llevar a cabo una óptima implementación de políticas, procedimientos, directrices y procesos que permitan llevar a buen puerto los planes y estrategias de negocio a través tácticas y acciones correctamente articuladas.

Por cierto, no existe en el mercado una herramienta o software que cubra todas las necesidades ni brinde las soluciones globales que los directivos y gerentes querrían encontrar en un Sistema de Gestión Empresarial.

Las empresas desarrolladoras de este tipo de paquetes de software se han especializado en funcionalidades orientadas a cubrir una parte, o aspectos específicos de la gestión empresarial. Y, aunque en su camino de expansión y crecimiento es frecuente verlas abarcando un menú cada vez más amplio de áreas, no les resulta tan fácil lograr en esas otras áreas el nivel de excelencia que han alcanzado otros competidores que tienen, en esas otras áreas, su expertise “nativo”.

Por eso, a la hora de elegir las herramientas que conforman las soluciones que requieren, las organizaciones generalmente optan por aquellas que ofrecen las mejores soluciones, orientadas a lograr mejores resultados en cada área específica, o en alguna parte en particular de su quehacer.

El entramado de soluciones tecnológicas que se va configurando se ve facilitado por el desarrollo de aplicaciones creadas, precisamente, para hacer posible la integración entre aquéllas. Son las famosas APIs (las siglas en inglés de Interfaz de Programación de Aplicaciones).

Habitualmente estas API son creadas por los propios desarrolladores de las plataformas de software de sistemas de gestión empresarial, conscientes de que sus clientes querrán integrar sus plataformas con las de otros proveedores (incluso, muchas veces, con las de sus competidores).

Imagen software empresarial

Tipos de Sistemas de Gestión Empresarial

No existe, como decíamos, ningún paquete de software que reúna la totalidad de las características y funcionalidades que los responsables de la gestión empresarial podrían querer. En su lugar, existe un amplio menú de Sistemas de Gestión Empresarial, cada uno especializado en funciones específicas o en alguna parte puntual.

ERP:

Es uno de los softwares que gozan de un buen nivel de prestigio en el ámbito empresarial. Las siglas ERP corresponden a Enterprise Resource Planning (Planificación de Recursos Empresariales), lo que ya desde el nombre lo identifica como un sistema de gestión interna, es decir, mayormente orientado al interior de las compañías. Efectivamente, se trata de un sistema pensado para la gestión de procesos que integra una variedad de tareas vinculadas con la producción y la distribución dentro de las empresas.

El software ERP entra en la categoría de los sistemas “back office”, organizada mediante módulos diseñados para automatizar tareas de las distintas áreas o departamentos de una empresa (Recursos Humanos, Finanzas, Logística).

CRM:

Los sistemas CRM (Customer Relationship Management, o Gestión de Relaciones con los Clientes) también se encuentran entre los preferidos en el mundo de los negocios. En cierto modo son la contracara de los sistemas ERP, ya que un CRM está más orientado al Marketing y las Ventas, es decir, a las relaciones con el mercado (hacia afuera).

Si los sistemas ERP están en la categoría de “back office”, los CRM lo están en la de “front office”.

El éxito del CRM radica en las capacidades que ofrecen para encontrar y dar seguimiento a nuevos y potenciales clientes, así como darles seguimiento a lo largo de toda la vida del mismo, aun desde la instancia de “leads” y “prospectos”, y, por supuesto, en la atención al cliente en las instancias post-venta.

Balanced Scorecard, o Cuadro de Mando Integral

Creado por David Norton y Robert Kaplan, el Balanced Scorecard es uno de los Sistemas de Gestión Empresarial más difundido y requerido por las empresas, ya que es el pilar sobre el cual se diseña toda la Planificación Estratégica de la empresa.

El Balanced Scorecard debe estar dotado de muchas de las herramientas necesarias para monitorear y garantizar la exitosa implementación de las estrategias y acciones definidas para el logro de los objetivos de negocio.

En cierto modo, aunque NO reúne funcionalidades propias de los sistemas ERP y CRM, el Balanced Scorecard es un sistema que integra información estratégica de las esferas de acción de aquéllos, y las funcionalidades que ofrece son complementarias con aquéllos. Efectivamente, a través de su aportación más destacada, la de las “Cuatro Perspectivas”, el Balanced Scorecard reúne, en un “Tablero de Mando” unificado, la información estratégica clave referida a los ámbitos:

  • Económico financiero
  • Clientes
  • Procesos internos
  • Recursos Humanos

De este modo, todos los frentes, tanto internos como externos, están cubiertos, y la información está disponible en todos los niveles y todas las instancias de la empresa para una efectiva toma de decisiones a fin de lograr mejores resultados en todas las instancias y niveles.

Nuestro software Sixtina Balanced Scorecard es un sistema de información y de gestión líder en el mundo hispano, y cuenta con el respaldo de un Equipo de Consultores de excelencia que han acompañado la exitosa implementación en empresas de todo tipo en América Latina y España.

Gestión empresarial e Inteligencia de Negocios

El concepto de Business Intelligence (Inteligencia de Negocios, o Inteligencia Empresarial) está fuertemente asociado a la gestión empresarial.

Cuando hablamos de Business Intelligence, sin embargo, no estamos hablando necesariamente de sistemas informáticos o software de gestión (aunque los incluye). Por caso, un simple recorte periodístico puede ser una herramienta o un recurso útil en el contexto de los sistemas de información empresarial.

En términos generales, el concepto remite a las herramientas y estrategias adoptadas en el ámbito de la gestión de empresas para transformar información en conocimiento, con el propósito de fundamentar la toma de decisiones y mejorar su efectividad.

En otras palabras, ¿cómo usan los datos y la información sobre el mercado, sobre sus clientes, proveedores y competidores, sobre sus stakeholders y sus empleados? ¿Cómo procesan esos datos y esa información (usualmente almacenada en una base de datos, o más de una) para tomar decisiones en el contexto de la gestión empresarial?

En ese sentido, el Balanced Scorecard es –nuevamente– un software de gestión clave, que integra y articula información interna y externa, y procedente de fuentes de diversa naturaleza.

La Plataforma de Gestión Integral de Sixtina es un software de gestión que se ubica en la categoría de los sistemas de información que combinan todos los datos procedentes de diferentes fuentes, y traduce a un lenguaje común información generada en formatos diversos.

Su gran aportación a la gestión documental es que pone toda esa información a disposición de toda la empresa en un formato visual atractivo y fácilmente comprensible.

Se trata de un conjunto de herramientas que cuenta con módulos de Balanced Scorecard, ABCosting (Costeo por Actividades) y Dashboard muy potentes. Su versión “en la nube”, a precios muy accesibles, facilita su acceso desde cualquier lugar y en cualquier momento, tan fácil como acceder a cualquier sitio web. Es la opción ideal para cualquier Pyme al igual que para grandes empresas.

Comparte este artículo

Si te pareció útil, compártelo con tu red de contactos.

Sixtina fue fundada en 2005 como resultado de una sencilla observacion: las empresas cambiaron su forma de gestión, pasando a ser operadas por equipos colaborativos, con creciente uso de tecnología y amplia competencia potenciada por la globalización. Pero las empresas hispanoparlantes no se adaptaron a los cambios.

Al notar este desfase, Marcelo French y el equipo de Sixtina crearon la vision de Medir para Mejorar, y desarrollaron la Plataforma de Gestión Integral (PGI) para respaldarla. Gracias a nuestro conjunto de aplicaciones integradas, potentes y fáciles de usar, las empresas hispanoparlantes tuvieron la oportunidad de acortar la brecha de productivdad con herramientas como:

  • Cuadro de Mando Integral (Balanced Scorecard)
  • Modelos de Costos Basados en Actividades (ABCosting)
  • Business Analytics
  • Gestión de Procesos
  • Mapas Estratégicos
  • Control de Proyectos

Así, ofrecemos a nuestros Clientes un nuevo concepto de gestión, con información relevante, útil, integrada, online y personalizada. Después de todo, Sixtina se propuso ayudar a la modernización de las empresas hispanoparlantes, y que el mundo fuera más atractivo, generando una transformación empresarial tras otra.

Eso es lo que hacemos todos los días.

Sixtina fue fundada en 2005 como resultado de una sencilla observacion: las empresas cambiaron su forma de gestión, pasando a ser operadas por equipos colaborativos, con creciente uso de tecnología y amplia competencia potenciada por la globalización. Pero las empresas hispanoparlantes no se adaptaron a los cambios.

Al notar este desfase, Marcelo French y el equipo de Sixtina crearon la vision de Medir para Mejorar, y desarrollaron la Plataforma de Gestión Integral (PGI) para respaldarla. Gracias a nuestro conjunto de aplicaciones integradas, potentes y fáciles de usar, las empresas hispanoparlantes tuvieron la oportunidad de acortar la brecha de productivdad con herramientas como:

  • Cuadro de Mando Integral (Balanced Scorecard)
  • Modelos de Costos Basados en Actividades (ABCosting)
  • Business Analytics
  • Gestión de Procesos
  • Mapas Estratégicos
  • Control de Proyectos

Así, ofrecemos a nuestros Clientes un nuevo concepto de gestión, con información relevante, útil, integrada, online y personalizada. Después de todo, Sixtina se propuso ayudar a la modernización de las empresas hispanoparlantes, y que el mundo fuera más atractivo, generando una transformación empresarial tras otra.

Eso es lo que hacemos todos los días.