Si tienes que trabajar desde casa por primera vez, puedes enfrentar algunos desafíos inesperados. Aquí te mando seis consejos que puedes hacer para facilitar la transición y mantenerte productivo.

Trabajar desde casa es un sueño para muchas personas. Pero para los trabajadores que han estado operando sus negocios desde un espacio comercial, la transición al trabajo desde casa puede ser difícil y estresante.

Manejar el flujo de trabajo, luchar con la motivación (la tuya y la de tu equipo) y no tener las herramientas que necesitas para el trabajo, son todos los desafíos que puedes enfrentar cuando trabajas desde casa. Pero, al igual que otros desafíos que enfrentas como responsable de un negocio, de un área, o lo que sea, puedes encontrar formas de evitar los problemas y encontrar rutinas productivas para administrar tu trabajo desde casa.

Aquí hay seis consejos principales para tener en cuenta:

1. Designa un área específica en tu hogar para el trabajo

Puedes trabajar desde casi cualquier lugar con una computadora portátil, pero si es posible, es mejor establecer un área en un lugar específico de la casa o departamento. Un escritorio o mesa y una silla de trabajo son mejores si tienes ese espacio disponible. Sentarse en una silla suave de la sala de estar y mirar hacia abajo en la computadora portátil, o estirarte desde el sofá a una mesa de café para usar la notebook, te dará dolor de cuello o espalda después de un rato.

Existen beneficios tanto prácticos como psicológicos para crear un área de trabajo específica en el hogar. Desde un punto de vista práctico, cuando se trabaja desde un solo lugar, puedes guardar todos los documentos, notas u otros elementos en un solo lugar, para que luego puedas encontrarlos rápidamente. Eso te permitirá ser más productivo trabajando desde casa.

Desde un punto de vista psicológico, restringir las actividades comerciales a una sola ubicación te ayuda a hacer un mejor trabajo al separar la vida laboral y familiar, y reducir las distracciones. Es muy fácil pasar demasiado tiempo trabajando o, al contrario, distraerse con los niños, la televisión u otras cosas. Del mismo modo, seguir restringiendo tus actividades comerciales a un área única ayudará a la familia a recordar dejarte solo a menos que haya un problema urgente.

2. Establecer horas de trabajo

Establece horas específicas para comenzar a trabajar y detener el trabajo. Para administrar bien el trabajo desde casa debes administrar el tiempo. Si no lo haces, puedes encontrarte trabajando desde el amanecer hasta la medianoche. Alternativamente, puedes encontrar tantas distracciones en el hogar que termines pasando mucho menos tiempo del que deberías en el negocio o la oficina. Ninguno de los resultados es útil para ti, y menos para tus colegas o empleados si trabajas en equipo. Ambos necesitan horarios fijos. Es fácil sentirse muy emocionado ante la perspectiva de administrar tus propias horas, pero puedes correr el riesgo de no administrarlas bien.

Se necesita hacer equilibrio entre las necesidades de los niños y las de tu trabajo. Para ello, un buen consejo es definir a qué horas debes estar disponible para tus empleados o clientes, y a qué horas del día o de la noche puedes trabajar sin interactuar con otros.

3. Crea reglas con los miembros de tu familia

La emoción de estar en casa puede causar confusión en tu hogar. Tus hijos, cónyuge o vecinos, pueden suponer que, dado que tú no estás en el trabajo, no estás trabajando, y las distracciones llegarán de repente. Esas distracciones reducirán la concentración y productividad, y aumentarán los niveles de estrés.

Resuelve el problema estableciendo algunas reglas básicas con las otras personas en tu espacio. Hazles saber cuándo está bien entablar una conversación y cuándo no. Mejor dejar las cosas bien en claro.

4. Establece una política de descanso

Si no has trabajado desde tu hogar a diario antes, puedes terminar yendo en una de dos direcciones: trabajando tan duro que se te olvide tomar un descanso, o tomar un descanso prolongado… todo el día.

La forma más fácil de evitar esto es asignarte tiempos de descanso. Tómate un tiempo cuando normalmente lo harías a media mañana. Sigue tu rutina habitual para el almuerzo y tómate un breve descanso por la tarde también. Esto te ayudará a cumplir con la rutina. Si estás trabajando en un escritorio, asegúrate de levantarte de la silla y moverte durante los momentos de descanso.

5. Sal de casa

De la misma manera que encadenarse a un escritorio de oficina es una idea terrible, no es aconsejable permanecer dentro de las cuatro paredes de la oficina temporal. La fiebre del encierro se producirá inevitablemente, y te encontrarás tan desmotivado que te tomará una hora responder un solo correo electrónico.

Usa tu hora de almuerzo para alejarte de la pantalla de la computadora y salir si puedes, aunque sea solo para dar una vuelta a la manzana. El aire fresco y la luz natural te revitalizarán para el resto de las tareas del día.

6. Mantente en contacto con tu equipo.

Mantenerte en contacto con tu equipo es particularmente importante cuando las rutinas y ubicaciones normales de trabajo han cambiado. El correo electrónico, las aplicaciones en la nube, la gestión de proyectos, y las aplicaciones de conferencia y chat en línea hacen posible que tú y tu personal se comuniquen entre sí y sigan trabajando sin estar en la misma ubicación física.

Y por último: ¡TEN CUIDADO CON LA NEVERA!

Comparte este artículo

Si te pareció útil, compártelo con tu red de contactos.

Sixtina fue fundada en 2005 como resultado de una sencilla observacion: las empresas cambiaron su forma de gestión, pasando a ser operadas por equipos colaborativos, con creciente uso de tecnología y amplia competencia potenciada por la globalización. Pero las empresas hispanoparlantes no se adaptaron a los cambios.

Al notar este desfase, Marcelo French y el equipo de Sixtina crearon la vision de Medir para Mejorar, y desarrollaron la Plataforma de Gestión Integral (PGI) para respaldarla. Gracias a nuestro conjunto de aplicaciones integradas, potentes y fáciles de usar, las empresas hispanoparlantes tuvieron la oportunidad de acortar la brecha de productivdad con herramientas como:

  • Cuadro de Mando Integral (Balanced Scorecard)
  • Modelos de Costos Basados en Actividades (ABCosting)
  • Business Analytics
  • Gestión de Procesos
  • Mapas Estratégicos
  • Control de Proyectos

Así, ofrecemos a nuestros Clientes un nuevo concepto de gestión, con información relevante, útil, integrada, online y personalizada. Después de todo, Sixtina se propuso ayudar a la modernización de las empresas hispanoparlantes, y que el mundo fuera más atractivo, generando una transformación empresarial tras otra.

Eso es lo que hacemos todos los días.

Sixtina fue fundada en 2005 como resultado de una sencilla observacion: las empresas cambiaron su forma de gestión, pasando a ser operadas por equipos colaborativos, con creciente uso de tecnología y amplia competencia potenciada por la globalización. Pero las empresas hispanoparlantes no se adaptaron a los cambios.

Al notar este desfase, Marcelo French y el equipo de Sixtina crearon la vision de Medir para Mejorar, y desarrollaron la Plataforma de Gestión Integral (PGI) para respaldarla. Gracias a nuestro conjunto de aplicaciones integradas, potentes y fáciles de usar, las empresas hispanoparlantes tuvieron la oportunidad de acortar la brecha de productivdad con herramientas como:

  • Cuadro de Mando Integral (Balanced Scorecard)
  • Modelos de Costos Basados en Actividades (ABCosting)
  • Business Analytics
  • Gestión de Procesos
  • Mapas Estratégicos
  • Control de Proyectos

Así, ofrecemos a nuestros Clientes un nuevo concepto de gestión, con información relevante, útil, integrada, online y personalizada. Después de todo, Sixtina se propuso ayudar a la modernización de las empresas hispanoparlantes, y que el mundo fuera más atractivo, generando una transformación empresarial tras otra.

Eso es lo que hacemos todos los días.